Top Ad 728x90

martes, 15 de julio de 2014

Este miércoles se celebra el 176 aniversario fundación Sociedad Secreta La Trinitaria

Este miércoles se celebrar el 176 aniversario de la fundación de la Sociedad Secreta La Trinitaria (16/7/1838). Su creador, Juan Pablo Duarte y Diez, se agigantó como quizás el más trascendental de los dominicanos de todos los tiempos, al concretizar la Independencia el 27 de febrero del 1844.  

Duarte y Diez, sin discusión, es el más puro de los políticos nacionales, honrando de hecho su concepción de que, “La Política, es la ciencia más pura después de La Filosofía”. 
El patricio, siendo rico para su época, empobreció a su familia por la patria, a lo que sumó toda su existencia por la causa que los dominicanos nos servimos en estos momentos, pero que no la alcanzamos a valorar en su justa dimensión. 

NARRATIVA
Los testimonios de los narradores de la época han dejado plasmado que La Trinitaria fue fundada por Duarte, con tres grupos de tres personas, en la mañana (algunos dicen fue en la tarde) del día 16 de julio de 1838, día de Nuestra Señora del Carmen, en la residencia de la señora Chepita Pérez de la Paz, de la calle de los Nichos, frente a la Iglesia del Carmen de la ciudad de Santo Domingo. El objetivo era lograr la independencia de la Parte del Este de la isla de Santo Domingo, dominada por Haití. 

Aunque hay escritores que difieren, los miembros fundadores fueron su mentor, Duarte, quien seleccionó para que la integraran, a Pedro A. Pina, Jacinto de la Concha, José María Serra, Juan N. Ravelo, Felipe Alfau, Félix Mª Ruiz, Benito González y Juan Isidro Pérez. 

Todos, hicieron un juramento de independizar la patria o morir y que lo llevaron a cabo con su sangre, como señal de compromiso ineludible. Cada uno de ellos se comprometió a difundir el ideal de la independencia entre sus amigos y relacionados y, además sumar más compromisarios identificados con la separación.  

Se destaca que, los miembros de la agrupación eran jóvenes pertenecientes a la sociedad de Santo Domingo, con edades que no llegaban a los 30 años, Duarte tenía 25 y, el mayor con 27 fue Benito González, mientras que el menor con 17, Pedro A. Pina. 

ESTRUCTURA
La Trinitaria estaba conformada por grupos de tres personas: cada miembro tenía la encomienda de buscar dos más, como mecanismo multiplicador. 

Sus integrantes usaban un seudónimo para sus comunicaciones secretas. El seudónimo de Duarte era Arístides, Temístocles el de Ravelo, Simón, el de Alfau, Leonidas correspondía a Benito González.  

Los manuscritos de entonces señalan que, Duarte escogió el color azul, color del cielo, aunque en principio había expuesto que utilizaría el amarillo, pero Juan Isidro Pérez le manifestó que era el suyo, significa política... La tuya es azul celeste, que significa gloria, y es la que te pertenece. Sánchez adoptó el color verde, que significa esperanza y la de Pina fue la roja, símbolo del "fuego". Estos colores eran usados para sumar el número de los nuevos afiliados al credo independentista. Así, cuando Duarte daba cuentas de los nuevos "conmilitones" como los llama Rosa Duarte, la hermana del prócer, afirmaba: tantos verdes, tantos rojos. 

Historiadores cuentan que, una organización como La Trinitaria para esa época, en una ciudad de tan escasa población como la de Santo Domingo, tenía una vida útil muy breve, pues en muy corto tiempo se podrían iniciar todas las personas que se consideraran confiables y necesarias para el éxito del movimiento. 
Eso motivó que, Duarte diera paso a la formación de otras agrupaciones dedicadas al teatro para promover la idea de la independencia, como fueron "La Dramática" y "La Filantrópica", dos brazos de La Trinitaria. 

JURAMENTO TRINITARIO 
Todo miembro fundador y nuevo debía tomar el juramento que debía ser honrado con sangre en pro de la patria.

Texto:
"En el nombre de la santísima, augustísima e indivisible Trinidad de Dios Omnipotente, juro y prometo, por mi honor y mi conciencia, en manos de nuestro presidente Juan Pablo Duarte, cooperar con mi persona, vida y bienes, a la Separación definitiva del gobierno haitiano y a establecer una República libre, soberana e independiente de toda la dominación extranjera, la cual tendrá su pabellón tricolor, en cuartos encarnados y azules, atravesados por una cruz blanca. Mientras tanto seremos reconocidos los Trinitarios con las palabras sacramentales: Dios, Patria y Libertad. Así lo prometo ante Dios y el mundo: Si lo hago, Dios me proteja, y de no, me lo tome en cuenta, y mis consorcios me castiguen el perjurio y la traición, si lo vendo".

0 comentarios:

Publicar un comentario

Top Ad 728x90