Top Ad 728x90

jueves, 10 de abril de 2014

Cuando perdemos la conciencia, nos convertimos en verdugos.

Por: Mario Pérez Santana


Permítanme definirles en resumen la palabra "conciencia", la cual de acuerdo al diccionario de la real academia de la lengua española, no es más que la propiedad del espíritu humano de conocerse en sus atributos esenciales y en sus modificaciones, el conocimiento interior del bien y del mal "conocimiento exacto y reflexivo de las cosas".


Entonces partiendo de esa definición, lamentablemente podemos decir y reafirmar que en esta provincia de Barahona existen algunos políticos y funcionarios que no tienen ni un ápice de conciencia, porque al estar encaramados en la cúspide del poder disfrutando de las mieles de este, han quedado emborrachados y convertidos en verdugos.


Lamentablemente la política bien definida del presidente de la República, Danilo Medina, de concientizar a la clase más desposeída para detener la pobreza en todo el territorio nacional, ha sido contrariada en esta provincia de Barahona por algunos funcionarios que no conocen el sentir libérrimo de las clases más desposeídas, porque su accionar mira hacia su propia solución ubicándose como los extraños a los pobres "de sangre azul".


Propicia es la ocasión para solicitarle al presidente Medina, que dentro de sus visitas sorpresivas a las que ya nos tiene acostumbrados, pueda hacer una parada en este municipio de Santa Cruz de Barahona, se lo agradeceríamos los
que luchamos día y noche para verlo en la escalinata del poder resolviendo los más acuciosos problemas de la sociedad, porque de verdad las cosas no andan bien. Mi familia necesita de mayor conciencia de parte de los funcionarios.


Cuando me dirijo al señor presidente en procura de solucionar los problemas de mi familia, lo hago por la simple y sencilla razón de que en usted vi una salida satisfactoria. Quien apela a usted honorable presidente lo hace porque ya se le agotaron todos los recursos y exigencias para lograr ser colocado en las nominas públicas como empleado, ya que aquellos con los que trabaje de la mano durante su campaña electoral, luego de obtener el triunfo me han dado la espalda sin importar la suerte que corre mi familia y sin tener en cuenta que los periodos de elección presidencial se realizan cada cuatro años.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Top Ad 728x90