Top Ad 728x90

viernes, 4 de noviembre de 2016

Cámara de Diputados y Rigoberta Menchú firman "Declaración por Paz de Santo Domingo"

SANTO DOMINGO.-A propósito de la visita al país de la doctora Rigoberta Menchú, la Cámara de Diputados y la Premio Nobel firmaron hoy la “Declaración por la Paz de Santo Domingo”.

La declaración fue firmada por la presidenta de Cámara de Diputados, Lucía Medina, y Menchú  sirviendo como testigos el escritor Marcio Veloz Maggiolo, y  el pintor Jorge Severino.

La firma del acuerdo estuvo precedida por  el acto de entrega de un pergamino de reconocimiento a la destacada ciudadana guatemalteca, Premio Nobel de la Paz en 1992; por su comprometida y militante labor en la defensa de los derechos de las comunidades indígenas de su país, y  toda Centroamérica.

A la actividad asistieron embajadores de distintas misiones internacionales acreditados en la República Dominicana, la señora Janet Camilo, Ministra de la Mujer, junto a ministros del Gobierno.

También  funcionarios y diplomáticos de organismos multilaterales internacionales acreditados en el país, e invitados especiales
Además estuvieron presentes diputados y diputadas, senadores y senadoras,  y funcionarios administrativos del Congreso Nacional.

“Esta Declaración por la Paz  está basada en nuestra profunda preocupación que sentimos para que los métodos primitivos de la barbarie; los códigos de la guerra y la aniquilación del contrario , se cambien por el diálogo, el consenso, la tolerancia, la fraternidad, el amor, el perdón, y la solidaridad entre los pueblos”, afirmó Lucía Medina. 

Explicó que al suscribirla apoyan todos los esfuerzos e iniciativas de la Organización de las  Naciones Unidas de  contribuir a la continuación de los trabajos por la renovación de los tratados de paz,

Mientras que la homenajeada aseguró que la República Dominicana fue uno de los países amigos que ayudó a que Guatemala llevara hacia adelante el proceso de paz.
“Recibo el reconocimiento con mucha humidad, el mismo no me corresponde  solo a mí, sino para todos los que luchan por la dignificación de los seres humanos”.

Reconocimiento.
La propuesta de homenajear a la líder de los pueblos indígenas,  es de la autoría de Lucía Medina, quien sometió una resolución que contó con el voto favorable de los diputados de las distintas bancadas.

El reconocimiento fue entregado en el salón de la Asamblea Nacional.
“Como mujer y como presidenta de esta honorable Cámara de Diputados, comparto plenamente esta propuesta para que este legislativo, honre su historia, y a todos los legisladores que tenemos el privilegio de compartir con ella hoy, rindiéndole, como en efecto, un justo y merecido reconocimiento  por su lucha a favor de su raza de origen, y con ella su lucha permanente en pro de toda la humanidad”, proclamó Medina al pronunciar el discurso central del acto.

Lucía Medina  destacó que  Menchú forma parte de la historia, no sólo de Centroamérica, Latinoamérica y del Caribe, sino del mundo, ya que dedicó su vida en la defensa de los derechos humanos.

Recordó que en octubre del 1992   Rigoberta Menchú estuvo de visita en el país, donde el presidente de la Cámara de Diputados de ese entonces, Norge Botello, la felicitó por haber logrado el Premio Nobel de la Paz.

La resolución en uno de sus considerando establece  que  Rigoberta Menchú Tum, forjó su personalidad y liderazgo por los derechos humanos en el fragor de su defensa a la comunidad indígena de Guatemala, como consecuencia de haber sido testigo de la discriminación y exterminio de hombres y mujeres de su raza.

Eso incluyó la muerte de su padre, Vicente Menchú, quemado vivo con fósforo  en la denominada "masacre de la embajada española”, de la ciudad de Guatemala, así como la pérdida de su madre Juana Tum, torturada y asesinada por los escuadrones de la muerte del ejército y la policía, y el vil asesinato de su hermano Víctor, a cargo de los aparatos represivos del gobierno de Guatemala.

Se establece además en otro considerando que Menchú Tum cultivó su sensibilidad social desde muy niña, comprometiéndose con las luchas sociales y los derechos humanos de los indígenas, desde su intenso activismo religioso participó como mujer maya y como catequista en actividades pastorales de su comunidad,

Dice que esto le permitió conocer y hacer conciencia de las injusticias, la discriminación y el racismo, así como la explotación que aún mantienen en la pobreza extrema a miles de indígenas en Guatemala.

La homenajeada, nacida en la ciudad de Uspantán, Guatemala, el 9 de enero de 1959, es una líder indígena miembro del grupo maya Quiche, militante defensora de los derechos humanos, ampliamente reconocida y admirada, tanto en su país como en el resto del mundo.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Top Ad 728x90