Top Ad 728x90

viernes, 1 de noviembre de 2013

Esta felicidad no la cambio por nada


Sin animales de calidad y sin recursos, la realidad era dura para los productores de ovejas y de cabras asociados en APROCOPA en Padre Las Casas, Azua.

En nuestro país, pocos eran los que podían tener ganado ovino o caprino puro, es decir de alta calidad genética. "Solamente cuatro o cinco productores nacionales eran los que sabían lo que era puro", dice Vicente Suero, padrecasense y productor de ovejas.

Pero eso está cambiando. Con un crédito del Gobierno por 12 millones de pesos, APROCOPA ya tiene capital con que comprar ganado de calidad y construir establos donde criarlos. "Ahora hay treinta y seis productores que van a tener animales de calidad", cuenta Vicente emocionado, y añade, "ahí e' que 'tá la revolución".

Por eso estos productores pecuarios sureños desbordan en entusiasmo y expectativas frescas hacia futuro. "Queremos implementar el ordeño de cabra, queremos hacer queso, queremos hacer yogur de cabras, y ahí va a ir aumentando la producción y aumentando la empleomanía" dice Rafael Lebrón.

Esa es nuestra meta, crear empleos dignos para nuestra gente; empleos que les permitan producir y elevar sus condiciones de vida. Como dijo el presidente Medina, "Quiero cambiarle el rostro a nuestro sufrido pueblo, quiero pintar una sonrisa en sus corazones y llenarles las manos de futuro".

Y para estos laboriosos productores del Sur así ha sido, porque con este financiamiento sus vidas están cambiando, y eso no tiene precio. En las palabras de Vicente, "Esta felicidad que yo tengo, yo no la cambio por nada en el mundo".




0 comentarios:

Publicar un comentario

Top Ad 728x90