martes, 7 de junio de 2016

Filled Under:

Trasladan a su nuevo hogar a otras 13 familias de La Barquita

SANTO DOMINGO. En medio del hermetismo, y bajo seguridad policial y militar, otras 13 familias fueron desalojadas ayer de la vieja Barquita y reubicadas en el nuevo proyecto, como parte del plan piloto que ejecutan las autoridades para trasladar el asentamiento humano a La Nueva Barquita en Santo Domingo Norte.
Esas 13 familias se suman a las primeras siete que desde hace una semana están en su nuevo hogar. Con el traslado paulatino se pretende evaluar no sólo el comportamiento de las personas en su nuevo hábitat, sino, además, medir el tiempo que se toman para el traslado y el derribo de las viviendas.
Los nuevos desalojados llevaron todos sus ajuares en camones cerrados. Inmediatamente la mudanza estaba en los camiones, las casuchas eran derribadas. Dos coroneles del Ejército estaban al frente de la seguridad militar.
Trabajadores sociales del proyecto La Nueva Barquita trabajaron con las familias que abandonaban su antiguo hogar. Una fuente informó que en menos de un mes se haría el traslado de manera masiva, pero no se confirmó, debido a la escasa información para la prensa. La gente teme hablar “por instrucciones superiores”.
Aunque la prensa siempre ha estado de cerca con las familias de La Barquita durante su calvario por las inundaciones desde mucho antes de que existiera el nuevo proyecto habitacional, ahora tiene dificultad para recibir informaciones oficiales de cómo va el proceso por parte de los responsables del proyecto.
Los propietarios
Decenas de propietarios no residentes en La Barquita obstruyeron ayer el tránsito en la carretera que comunica a Los Mina con Sabana Perdida, próximo a la cabecera Sur de del puente de La Barquita en reclamo de que sean incluidos entre los beneficiarios del proyecto de viviendas para reubicar a las familias.
Emilio Madé, vocero del grupo, dijo que unos 126 propietarios de viviendas en La Barquita no han recibido respuesta ante sus reclamos de ser reubicados o recibir una indemnización por sus propiedades.
Afirman que tienen más de 30 años en el lugar, y ahora están llevando al nuevo proyecto a personas que sólo tienen dos años o menos.
Obra de caridad
Luego de la publicación que hizo Diario Libre sobre las necesidades de los nuevos propietarios, una empresa donó a la señora Isabel Ramírez una cama, una estufa con su tanque de gas, una licuadora, un abanico, varios calderos, vasos, platos, sartén y papel de baño. Los donantes prefirieron el anonimato.

0 comentarios :

Publicar un comentario