viernes, 2 de mayo de 2014

Filled Under:

Seis muertos y 16 heridos tras naufragio en Andrés

Autoridades de la Armada Dominicana recuperaron ayer seis cadáveres del naufragio de una embarcación que zozobró en aguas marinas en la zona de Andrés, Boca Chica, próximo al islote conocido como “La Matica”, cargada con un grupo de haitianos ilegales que, según presumen los investigadores, tenían como destino a Puerto Rico y estaría capitaneada por dos dominicanos que sobrevivieron y ahora están bajo custodia policial.   
   
Entre los muertos hay cuatro mujeres y dos hombres,  según explicó el contralmirante Félix Alburquerque. El número de sobrevivientes rescatados se eleva a 16, entre los cuales 14 son haitianos y dos dominicanos. Según miembros del Equipo  de Rescate y Emergencia Especializadas (EREE), los sobrevivientes fueron trasladados en un autobús hacia la Armada. La embarcación, que se dijo había sido sustraída de un hotel de la zona para viajar ilegalmente a Puerto Rico, naufragó alrededor de las 4:30 de la tarde, y por el momento ésta aún no ha sido encontrada. 
   
El capitán de Navío, Víctor Manuel Pilier, dijo que  a bordo de la embarcación iban  22 personas; entre estos dos dominicanos, que se cree eran los capitanes; y 20 haitianos, aunque las autoridades desconocen cuántos náufragos estarían desaparecidos.  
                    
Continúa la búsqueda
Las autoridades suspendieron anoche las labores de rescate alrededor de las 7:00 de la noche, pero alegaron que a primeras horas de la mañana de hoy reanudarían las labores de búsqueda de más personas.

Lanchas de la Armada Dominicana, Defensa Civil, y el Cuerpo de Bomberos de Boca Chica participaron en el salvamento de los náufragos.   

A diario salen embarcaciones repletas de dominicanos y haitianos que tratan de alcanzar  la vecina isla en busca de mejorar su estatus económico y social.

La trampa

Los organizadores de viajes ilegales cobran entre US$1,000 y US$1,500 para viajar a Puerto Rico. En muchas ocasiones hasta quienes dirigen estas aventuras peligrosas se convierten en causantes de la muerte de sus propios viajeros.

Las autoridades exhortan a las personas que pagan por estos viajes a no seguir cayendo en esas travesías que, al final, dejan dolor y luto en el seno de sus familias.

0 comentarios :

Publicar un comentario